fbpx

Las habilidades blandas ya no son un plus en recursos humanos, ahora son uno de los factores de mayor atención para una compañía que busca crecer en el mundo empresarial.

Marzo del 2020, el mundo entró en crisis, lo que conocíamos como normal pasó a ser otra realidad de un día para otro. Las empresas conocieron el home office y sus colaboradores se enfrentaron a las bondades y los retos del teletrabajo en medio de una pandemia. 

La incertidumbre se convirtió en el pan de cada día de muchos, y un concepto comenzó a resaltar por encima de otros en los requerimientos laborales: habilidades blandas.

Según un estudio hecho por el Instituto de Investigación de Stanford y la Fundación Carnegie Mellon, citado por el diario Gestión, el 75% del éxito laboral depende del desarrollo de las soft skills. Pero primero lo primero, ¿qué son?, las habilidades blandas son las destrezas no cognitivas que facilitan las relaciones interpersonales y con uno mismo.

Entonces, entremos rápido en materia, ¿por qué incluirlas en su plan de formación?, cuando los colaboradores desarrollan estas destrezas aprenden a resolver los conflictos del día a día y a enfrentar con un manejo correcto de su tiempo, emociones, entre otros factores, su jornada laboral. 

Al contar con un equipo con habilidades blandas desarrolladas el engranaje en la compañía se puede dar de forma natural y sencilla, el trabajo en equipo no es en vano y cumple con su propósito, y por supuesto, los resultados lo van a reflejar.

Si quieres saber más sobre las habilidades blandas vs habilidades técnicas da clic aquí

Con todos los cambios que enfrentó el mundo desde el 2020, las necesidades emocionales y mentales también dieron un giro. Todo esto se reflejó en su entorno laboral, y las empresas se vieron en la tarea de mirar dos veces en la salud mental y el desarrollo de habilidades interpersonales en sus colaboradores. 

La puesta en marcha de esto da como resultado una cultura organizacional que promueve el crecimiento y un ambiente laboral agradable.

¿Por cuáles comenzar en tu plan de formación?

Si bien las habilidades blandas no son tan fáciles de cuantificar, es recomendable aprender a identificarlas y definir cuáles son las de mayor impacto para el crecimiento y aporte en la compañía. 

Aunque hay muchos estudios y para unas industrias unas destrezas toman mayor relevancia que otras, acá les compartimos las que creemos son necesarias en todos los sectores para alcanzar resultados positivos en los objetivos empresariales.

El mundo cambia todos los días

Un virus invadió el mundo y puso todo de cabeza. Ahora las empresas necesitan personas que aprendan a adaptarse a los cambios, a moverse con ellos y adoptar las nuevas condiciones, al tiempo de encontrar oportunidades de mejora y crecimiento. Es necesario ser flexibles y proactivos ante los desafíos de las diferentes condiciones que se presentan.

Los equipos piden a gritos un buen liderazgo

No, la figura de autoridad no está mal, pero un equipo puede llegar a romper con los estándares y formas de una compañía, aportando nuevas ideas, procesos y oportunidades de crecimiento, con un liderazgo correcto. Por ejemplo, ante un obstáculo el líder puede llevar a su equipo a superarlo con resultados sorprendentes, o los puede estancar.

Para identificar aquellos que desempeñan de forma correcta este papel, es importante notar una comunicación clara, iniciativa ante las dificultades y una buena relación y motivación con su equipo de trabajo.

Vamos a colorear fuera de la línea

De niños, en los colegios y escuelas era importante no dibujar fuera de la línea, en ese momento una tarea complicada pero necesaria para el desarrollo de destrezas. Ahora, el reto está en romper con ese aprendizaje y aprender a pensar y a dibujar en todo el cuaderno. 

¿A qué nos referimos? El crecimiento laboral demanda ideas disruptivas, creativas y que impacten el mercado, lo que conocemos como creatividad e innovación.

Una mente abierta al cambio, dispuesta a pensar diferente y a ver nuevas formas de un mismo proceso. El objetivo está en no quedarse atrás en un mundo en constante transformación.

Seguimos siendo personas detrás de la pantalla

¿Cómo tener una buena comunicación en canales digitales? Sí, es cierto, ahora casi todo se desenvuelve en un entorno digital, y ahí el reto es mayor. Lo primero, no perder la sensibilidad humana frente a una videollamada con los compañeros de trabajo. Y segundo, la comunicación debe ser concreta y rápida, así como funcionan los medios digitales.

Dentro de la comunicación se incluye la capacidad de escucha activa y el desarrollo de empatía con los otros. La empresa también debe procurar cultivar dentro de su cultura organizacional esta habilidad.

Resolución de conflictos

Los problemas y crisis son pan de cada día, y aún más, con el teletrabajo. Los imprevistos del hogar se presentan y siendo honestos, es muy difícil que la persona sea indiferente a ello. Pretender que va a hacer como si nada pasara hasta que termine su jornada laboral, es irreal. 

Por eso, la capacidad de sobreponerse a los conflictos, saber resolverlos y transitar de forma satisfactoria a los momentos de crisis es una habilidad que suma puntos en una compañía.

A estas cinco también se le suman inteligencia emocional, ética de trabajo, capacidad de concentración y de organización, flexibilidad, autonomía y muchas más. Contar con colaboradores con habilidades blandas desarrolladas se convirtió en el must de las compañías para ser competitivas en el mercado de hoy.