fbpx

Contrario a lo que se cree, el mercado laboral no siempre favorece a los empleadores. La retención de talento clave no es sencilla, los profesionales están en un mundo que reconoce el valor de retener buen talento.

Si bien los salarios son un factor competitivo, el secreto no está ahí. Las mejores oportunidades son la x no resuelta por muchos, que provoca la renuncia de las personas de tu equipo.

¿Por dónde comenzamos? Hoy les proponemos cambiar un poquito el chip para ser más estratégicos en esta tarea. Desde recursos humanos, nos acostumbramos a hablar de retención de talento, sin embargo, vamos a llamarlo fidelizar el talento clave.

Te puede ser útil: ¿Cartas de renuncia todas las semanas? Descubre dónde está la raíz de la rotación de personal

Contar con empleados que les guste trabajar en la compañía donde están, que quieran permanecer en ella sin coacción alguna, a eso le llamamos fidelizar. 

Aplaudamos la contribución

Esta estrategia le apunta a cultivar la pasión en tu talento clave. Desde los incentivos encendemos la motivación, ten claro que lo que vamos a premiar es la contribución y la productividad, no las horas extras.

Lo importante en tu plan de incentivos es que sean personalizados, sean tangibles o no, estos deben responder a las necesidades y gustos del colaborador.

En esto puedes romper las líneas, todo depende de tu creatividad. Puedes incluir días de descanso, bonos, menciones de honor, detalles para la familia, etc. 

¿Quién no quiere trabajar en Google?

Hace unos años, se dio a conocer cómo son por dentro las oficinas del gigante de Internet, Google. Los espacios pensados para las personas, los beneficios y los métodos que utilizan para motivar a sus talentos. 

Su reputación de marca se disparó como nunca, pero ese resultado no fue por azar. Fueron acciones enfocadas en una estrategia para alcanzar reconocimiento como una buena marca empleadora.

Los colaboradores sienten un mayor compromiso y motivación cuando la empresa para la que trabajan cuenta con un alto reconocimiento y más si ese reconocimiento lo ganó como una buena marca empleadora.

Hagamos que el sol brille todos los días

En una empresa, un ambiente sano no es aleatorio. Les podemos asegurar que un buen clima laboral es clave en la retención de talento. Trabajar en un espacio ameno genera sentido de pertenencia, que a su vez provoca lealtad y fidelidad.

Cuando los conflictos toman el control, la búsqueda de empleo entre los colaboradores se dispara. Según una encuesta hecha por el portal Aptitus de Perú, 9 de cada 10 personas renunciaría si el clima laboral es negativo. 

Entrena a tu equipo

Las capacitaciones corporativas son el plus para retener talento clave. Cuando te ocupas de formar a tu equipo en habilidades y conocimientos para su crecimiento, ellos reconocen ese esfuerzo.

Un equipo que se siente valorado por la empresa aumenta su compromiso y disposición laboral, además de fortalecer ese vínculo profesional, y definitivamente lo fidelizas con tu compañía.

No necesitas aplicar todas las estrategias, sólo identificar cuál están pidiendo a gritos tus colaboradores. Lo que sí debes tener claro es que sea cual sea el camino que elijas, debes mantener viva la pasión, ofrecer nuevos conocimientos y potencializar sus habilidades.