fbpx

Si hay algo que saben los empresarios es que lograr resultados no es casualidad, muchas cosas influyen en ello y una de ellas es el plan de capacitación de una empresa.

Para escalar en el mundo empresarial se necesita estrategia, visión y pasión, entre muchas otras, pero un ingrediente que no puede faltar es la atención que le das al crecimiento de tus colaboradores

No se trata solo de inscribirlos a talleres, conferencias u ofrecerles una plataforma para que entren y decidan qué estudiar. Eso es dejar el entrenamiento corporativo a su suerte, y así no funciona.

Es necesario poner la casa en orden y el primer paso para eso es realizar el plan de capacitación de tu empresa. Tal vez en este momento lo único que tienes es una hoja en blanco y ninguna idea de en dónde iniciar.

Si quieres conocer a detalle cómo estructurar tu Plan de capacitación, los pasos a seguir y qué debes evitar, descarga nuestra guía en este enlace.

Te queremos hacer la vida un poco más sencilla y ayudarte, ¿cómo? a continuación te contamos las preguntas que debes hacerte para realizar un plan de capacitación, no qué es un plan de capacitación o cómo se elabora un plan de capacitación, sino las preguntas que abordan las necesidades de tu empresa:

¿Cuáles son los desafíos estratégicos de tu negocio?

Como en todo camino necesitamos una brújula y esos son los desafíos estratégicos de tu negocio. Ellos te van a decir qué quieres cumplir y hacia dónde quieres ir con tu equipo de trabajo. 

Sin esta primera pregunta, tu plan de formación no va a tener un puerto seguro al cual llegar. Reflexiona sobre los desafíos que tienes por delante, prioriza y define los objetivos.

¿Qué diagnósticos tengo de mi empresa en el último año?

Llegó el momento de buscar ese archivo, ese correo o esos documentos que tal vez no recuerdas donde guardaste. Aunque no lo creas, los diagnósticos del estado, del clima y la atención de tu empresa ayudan a estructurar tu plan de capacitación.

Con ellos puedes evaluar sobre cuáles son los temas que tu equipo necesita reforzar, aprender y poner en práctica para alcanzar los objetivos de tu organización.

Cumple tus objetivos de negocio con
un plan de capacitación efectivo.

¿Cuál es la cultura de desarrollo de mi empresa?

Tu empresa cuenta con su propia cultura organizacional. Cómo realizan los procesos, la agilidad, tiempos y clima ya están establecidos y esa dinámica es la que da la pauta a la hora de implementar un plan de capacitación.

Si nunca antes has hecho entrenamientos organizados, con un plan definido, no esperes que un plan de estudios de cinco horas a la semana sea efectivo, lo más probable es que la reacción sea negativa y tus colaboradores rechacen la idea.

Lo mejor es acoplar el plan de capacitación al contexto de tu organización para ver los resultados que estás buscando.

¿Qué habilidades hacen falta en mi equipo para alcanzar esos objetivos?

Pongamos un ejemplo, supongamos que han visto que las ventas están bajando y aunque cambien las estrategias, siguen sin alcanzar las metas. La capacitación ataca esas debilidades, entrega herramientas de negociación y persuasión y potencializa a tu equipo comercial.

Con esta pregunta ponte a reflexionar sobre las falencias que cada vez se hacen más visibles, y qué habilidades se pueden desarrollar para atacar el problema. A partir de ahí, define los cursos que harán parte de tu entrenamiento.

¿Prefiero realizarlo de forma presencial o virtual?

Las dos opciones son válidas y si se ejecutan de forma correcta, seguro quedarás contento con el resultado. En el formato presencial debes buscar al o los expertos, confirmar disponibilidad y recursos para que dicten los cursos.

El otro formato es el virtual, lo que conocemos como e-learning. Este formato es flexible, interactivo, permite el seguimiento de los estudiantes y no se ve estancado por los límites de tiempo y espacio. 

De hecho, el e-learning requiere de un 40 a un 60% menos de tiempo que la capacitación presencial, según un estudio de Brandon Hall. En nuestra plataforma, por ejemplo, contarás con más de 600 cursos que se adecuen a tus necesidades y satisfagan los requerimientos de tu plan de formación.

¿De cuánto es mi presupuesto?

Uno de los factores de éxito de un plan de capacitación es contar con un presupuesto definido. Desde antes de empezar, debes saber cuál es tu límite y cómo hacer más con lo que tienes. 

Con plataformas de e-learning se disminuyen costos en espacio y tiempo de tus colaboradores, y puedes acceder a más información, con un menor esfuerzo.

En conclusión, planea, ten claro hacia dónde quieres ir y desde dónde comienzas, pon en acción tu proyecto, no lo dejes en el papel, y por supuesto, haz que los números hagan su magia y te muestren el avance de tu plan de capacitación a través de la medición.