fbpx

 

La memoria es el proceso cognitivo que define la dimensión temporal de nuestra organización mental. Es nuestra capacidad para codificar, almacenar, retener y luego recordar información y experiencias pasadas, pero ¿la memoria en el aprendizaje cómo funciona? y sobre todo, ¿por qué es importante en los procesos de capacitación de tu equipo?

Seamos prácticos, ¿te ha pasado que tomas cursos, conferencias y escuchas a expertos, pero es como si nada se almacena en tu cabeza? no eres el único y seguramente más de uno en tu equipo también se siente identificado. Si aprendemos a usar la memoria a nuestro favor, puede ser un aliado para los procesos de aprendizaje de tu equipo de trabajo.

¿Cuál es el papel real de la memoria en el aprendizaje?

Sabemos que la memoria tiene un papel fundamental en la vida, refleja el pasado como pasado y ofrece la posibilidad de reutilizar todas las experiencias pasadas y presentes, así como ayuda a garantizar la continuidad entre lo que fue y lo que iba a ser. 

La memoria es un proceso activo, subjetivo, inteligente y de reflexión en nuestras experiencias anteriores. Comencemos por conocer los 3 procesos principales involucrados en la memoria humana: 

– Codificación: Transformación de información en una forma que puede almacenarse en la memoria.

– Almacenamiento: Mantenimiento de la información codificada en la memoria.

– Recuperar: Volver a acceder a la información del pasado que ha sido codificado y almacenada.

Leer: ¿Cómo fomentar una cultura de aprendizaje en su empresa?

Con estos tres puntos claros, entremos en materia. La codificación es el primer proceso en que la memoria humana pone en funcionamiento la eficacia del aprendizaje. Este proceso se ve afectado por 3 tipos de factores que influyen en su éxito. 

Cómo presentamos el contenido

Una conferencia larga, aburrida  y sin movimiento, seguramente no causará mayor impacto en la capacitación de tu equipo. Este es el factor de contenido que influye en la codificación de información en la memoria humana.

Está demostrado que a mayor volumen de información, más difícil de almacenar. Así como, si está bien organizada, será  más fácil para el receptor. Y, la información que presentas al principio y al final logra codificarse mejor en tu audiencia.

Factores ambientales y subjetivos

La temperatura, humedad, el ruido, el clima socio-emocional afectan la forma en que una persona codifica la información que le están enseñando. Estás condiciones determinan si el proceso de codificación puede ser estimulado o inhibido. 

Por último están los factores subjetivos que son la fatiga, el estado de salud de la persona, su motivación, intereses y disposición, estos tres últimos son elementos fundamentales para el proceso de codificación. 

Aprendamos a almacenar la información que queremos 

Ahora, ¿cómo lograr almacenar la información que sí queremos guardar? Entendamos primero cómo funciona. El almacenamiento es un proceso activo y selectivo, esta información no es estática, se está transformando, reorganizando y añadiendo nuevos datos, sin importar si la persona es consciente o no del proceso. 

Otro tip importante es la repetición, la información repetida o utilizada es más probable que se retenga en la memoria a largo plazo.  Por eso, el refuerzo de los conceptos aprendidos en una capacitación es clave para el éxito del programa que está recibiendo tu equipo, y esto ayuda a consolidar la información en tu memoria.

Un plan de capacitación sabe cómo cautivar tu memoria

La información en la red está y puede ser sencillo acceder a esta, pero eso no significa que sea efectiva en lo que deseas capacitarte a ti y a tu equipo. Es común encontrar datos en textos gigantes o vídeos que no logran transmitir nada.

Por eso, los programas de capacitación con la información organizada, entregada de forma agradable al estudiante y que piensa no solo en la calidad si no en la forma, van a hacer la diferencia. Programas pensados en cómo funciona la mente y cómo utilizar esto a favor.

Te puede ser útil: Trucos para mejorar la memoria